La simulación virtual en tres dimensiones permite localizar en forma precisa el área tumoral que se desea irradiar, lo cual disminuye significativamente los efectos colaterales sobre los tejidos normales.

Esta simulación se hace con el tomógrafo helicoidal de última generación que tiene la Clínica General del Norte.

El cálculo de dosis es realizado por un sistema de planeación en tres dimensiones que nos determina la dosis exacta que reciben los tejidos por los cuales pasa el haz de irradiación.

Simulador virtual Eclipse CX